El lugar donde se estrelló el vuelo 93 de United Airlines después que los pasajeros se enfrentaron con los secuestradores del avión durante los ataques del 11 de septiembre del 2001 será honrado con una gigantesca peña.

El superintendente del Servicio de Parques Nacionales Keith Newlin dijo que los familiares de las víctimas aprobaron la idea. La peña, de 17 toneladas, fue llevada recientemente al lugar por una compañía que construye el camino de acceso al monumento de Shanksville.

Newlin dijo al periódico Daily American, de Somerset, que sugirió una roca más pequeña, pero que el capataz de la compañía dijo que las víctimas se merecían la roca grande.

La noticia de la peña se dio a conocer cuando más de una veintena de familiares de las víctimas se reunieron el sábado con funcionarios del parque y del monumento para la ceremonia de plantación de los primeros tres de 40 árboles de liquidámbar que honrarán a las víctimas.