Unos 1.500 trabajadores de la minera Collahuasi, tercer productor mundial de cobre, iniciaron hoy en el norte de Chile un paro de 24 horas para exigir a la empresa una respuesta sobre un conjunto de diez demandas sociales, laborales y económicas.

"Acaba de terminar la asamblea en faenas. Unánimemente se decidió ir a la paralización por 24 horas. Terminará mañana a las 8 horas (12 GMT)", dijo a Efe Cristian Arancibia, portavoz del sindicato, quien cifró en 1.500 el número de operarios que se adherirán a la huelga.

Arancibia advirtió de que el paro "podría convertirse en indefinido", pero apuntó que "estas decisiones se van a ir tomando minuto a minuto".

Efe ha intentado, sin éxito hasta el momento, recabar la opinión de la empresa, que está controlada por un consorcio en el que participan la suiza Xstrata (44 %), la británica Anglo American (44 %) y un conglomerado japonés liderado por Mitsui (12 %).

Esta huelga se suma a la paralización que desde hace nueve días mantienen 2.375 trabajadores de la minera Escondida, controlada por la anglo-australiana BHP Billiton, y al paro de 24 horas que el pasado 11 de julio protagonizaron 45.000 operarios de la estatal Codelco.

Collahuasi, que tiene una plantilla de 1.551 empleados, está situada a 4.400 metros de altura sobre el nivel del mar, en la zona altiplánica de la región de Tarapacá, a unos 1.900 kilómetros de Santiago, en el extremo norte de Chile.

La compañía produjo el año pasado 535.000 toneladas de cobre fino, que representan el 3,3 % del total mundial.

Los trabajadores realizaron entre noviembre y diciembre de 2010 una huelga de 33 días que finalizó con un acuerdo para firmar un nuevo contrato colectivo, con una duración de 42 meses y un aumento real del sueldo base del 3,25 por ciento.

En concreto, el acuerdo consistía, según dijeron entonces a Efe fuentes de la negociación, en un bono de 12 millones de pesos líquidos (24.490 dólares) para cada trabajador, así como un préstamo blando (sin intereses) por 2 millones de pesos (4.080 dólares).

En el caso de la huelga convocada hoy, Arancibia explicó que la paralización estuvo motivada por supuestas prácticas antisindicales en que, según dijo, la empresa incurrió tras la entrega, el pasado jueves, del petitorio con sus demandas.

"Hace dos días atrás entregamos un petitorio de diez puntos a la directiva, que en una reunión dijo que iba a dar una respuesta lo más pronto posible", explicó Arancibia.

Según el dirigente sindical, representantes de la empresa llamaron después a grupos de trabajadores para pedirles su opinión al respecto.

"Aquí se están cometiendo ilegalidades, no tienen que estar llamado a los trabajadores individualmente o por grupo cuando existe una dirigencia sindical", denunció.

Arancibia apuntó además que también existen discrepancias entre los trabajadores y la empresa a la hora de calcular los bonos de producción, aunque declinó referirse tanto al monto de ese pago como al motivo de las diferencias entre las partes.

En tanto, Víctor Reyes, portavoz del sindicato de contratistas, que agrupa a 6.000 operarios, dijo a Efe que estos están estudiando sumarse a las movilizaciones de los trabajadores de planta.

"Estamos viendo la posibilidad de sumarnos a la huelga de Collahuasi", aseguró.

Collahuasi pertenece en un 44 % a Anglo American, que ayer informó que la producción de la minera atribuible a esa trasnacional ascendió durante el primer semestre de este año a 103.200 toneladas de cobre fino, un 12 % menos que en el mismo periodo de 2010.

Esa cifra supone un 35 % de la producción total de 289.100 toneladas de cobre que Anglo American obtuvo en todas sus divisiones en Chile entre enero y junio, cuando registró unos beneficios de 1.401 millones de dólares.