El lanzador derecho de los Rockies Ubaldo Jiménez dijo el sábado que fue traspasado a los Indios de Cleveland poco después de haber lanzado una entrada frente a los Padres de San Diego.

"Todos lo sabían, incluso yo", dijo el dominicano Jiménez al salir del vestuario del equipo visitante después de haber jugado.

Jiménez, que permitió cuatro carreras y dos imparables, además de conceder cuatro pasaportes con dos ponches, se declaró sorprendido de haber lanzado en el partido.

El portavoz de los Rockies Jay Alves dijo que el acuerdo con Cleveland no se había completado.

En una escena extraña, Jiménez fue al montículo para calentar, luego de que Troy Tulowitzki pegó un cuadrangular de dos carreras en la parte alta de la primera entrada. Al mismo tiempo, su compatriota Esmil Rogers empezó a lanzar en el bullpen de los Rockies.

Jiménez tuvo un duro primer inning y dijo que había sido difícil concentrarse.

"Cuando llegué al montículo no pude lanzar un strike porque no tenía la cabeza en el partido", dijo.

Luego de que el dominicano dejó el montículo, fue abrazado por sus compañeros en el dugout.

Respecto a su partida a Cleveland, Jiménez dijo que "esa es la parte divertida de ser traspasado a un equipo como ese, porque ahora tienen una buena posición. Están peleando por el primer puesto".

Luego de redondear marca de 19-8, 2.88 de efectividad y tirar un juego sin hits en 2010, Jiméz comenzó esta campaña con foja de 1-7. Pero antes del sábado había ganado tres de sus últimas cuatro aperturas y tenía marca de 6-9 con 4.20 de efectividad.