El partido Corea del Sur-Malí por el Grupo A del Mundial Sub20 comenzó el sábado con una hora de retraso a raíz de un fuerte temporal.

La cancha, la sala de prensa, la zona mixta y otros sectores del estadio El Campín se inundaron. En los primeros compases del partido, el movimiento de la pelota a ras de piso era notoriamente difícil por los charcos de agua en el engramado.

El partido Corea del Sur-Malí estaba previsto inicialmente para las 17.00 (2200 GMT), seguido por el encuentro Colombia-Francia.