Ecuador procurará devolverle la alegría con un triunfo convincente ante Australia en su debut el domingo en el Mundial Sub20 de Colombia.

Doloridos por la eliminación en la fase de grupos de su selección mayor en la reciente Copa América, los ecuatorianos esperan que la juvenil les devuelva la ilusión en su fútbol.

Un triunfo ante Australia bien podría encaminar al equipo a la siguiente fase del torneo.

"Sin faltarles el respeto, Australia parece el equipo más accesible y por eso no pensamos en nada más que comenzar con una demostración bien clara de que venimos por la Copa", dijo a la AP el defensor John Narváez, del Deportivo Cuenca de Ecuador.

Pese al optimismo reinante, el arquero John Jaramillo reconoce que Australia tiene la capacidad para amargarles la vida.

"No sabemos mucho de Australia en lo táctico, pero todos los informes que manejamos hablan de su habilidad, sus condiciones físicas y además tienen jugadores con bastante vocación ofensiva", resaltó el arquero de Liga de Quito.

Los "Socceroos" cuenta con jugadores con experiencia en la liga australiana y el extranjero.

Ganarle a Australia es clave en los planes ecuatorianos al considerar como más complicados los siguientes dos partidos dentro del Grupo C que serán ante España y Costa Rica.

Ecuatorianos y australianos cierran la primera fecha en la ciudad de Manizales, en una jornada que abrirán ticos y españoles.

Australia, que por segunda ocasión se presenta en el mundial Sub20 bajo las riendas del holandés Jan Versleijen, exhibe habilidad técnica en todas sus líneas y en sus extremos cuenta con la velocidad y el talento de Tommy Oar, quien juega para el Utrecht de Holanda.

Los australianos acusan la baja sensible del atacante Matthew Leckie, quien no recibió el permiso de jugar de su equipo, el Borussia Moenchengladbach de Alemania.

El partido se jugará a partir de las 18.00 (2300 GMT) en el estadio Palogrande de Manizales, después del que disputarán Costa Rica y España.