Cerca de 190.000 personas fueron evacuadas en la provincia insular china de Hainan (sureste) por la llegada de la tormenta tropical Nock-Ten, la octava y más fuerte que alcanzó el país en 2011, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

El temporal tocó tierra anoche y avanzó hacia el norte en dirección del golfo de Beibu, informó la oficina central de control de inundaciones y alivio de sequías de China.

Los fuertes vientos y precipitaciones causaron al menos un herido y destruyeron 148 viviendas en las aldeas costeras del distrito de Guangcun, en Hainan, según la misma oficina.

Además, 176 vuelos se vieron cancelados por el mal tiempo en los dos aeropuertos internacionales de la isla, que pudieron reanudar el servicio al alejarse la tormenta hacia la costa norte de Vietnam.

Los vientos de la tormenta tropical, que ha ocasionado al menos 51 muertos en Filipinas, llegaron a alcanzar hasta los 28 metros por segundo.