Don", la que fuera la cuarta tormenta tropical de la temporada en el Atlántico, ha perdido fuerza y se ha convertido en depresión tropical, después de haberse adentrado en el sur del estado de Texas, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

"'Don' se debilita rápidamente y permanece débil. No hay alertas costeras o advertencias activadas. Se espera que se disipe durante el día", asegura el organismo con sede en Miami en su último boletín.

Según esos datos, "Don" mantiene vientos máximos sostenidos de 45 kilómetros por hora y avanza hacia el oeste-noroeste (295 grados) a unos 22 kilómetros por hora, y a las 07.00 GMT se encontraba a 140 kilómetros al oeste de Corpus Christi (Texas), concretamente en la latitud 27,9 norte y la longitud 98,8 oeste.

En lo que va de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, que comenzó el 1 de junio y finalizará el próximo 30 de noviembre, se han formado cuatro tormentas tropicales: "Arlene", "Bret", "Cindy" y "Don".

Según la nomenclatura establecida por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las próximas tormentas tropicales que se generen en el Atlántico durante esta temporada se llamarán, por este orden, "Emily", "Franklin", "Gert", "Harvey", "Irene", "Jose", "Katia", "Lee", "María", "Nate", "Ophelia", "Philippe", "Rina", "Sean", "Tammy", "Vince" y "Whitney".

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó en mayo pasado la formación de entre 12 y 18 tormentas tropicales, de las cuales entre 6 y 10 podrían convertirse en ciclones, y de esos huracanes de 3 a 6 serán de gran intensidad, con vientos superiores a los 178 kilómetros por hora. EFE