El gobierno chileno comprometió hoy recursos por 500 millones de pesos (1,07 millones de dólares) para saldar las indemnizaciones a 200 mineros del yacimiento San José, compañeros de los 33 mineros que quedaron atrapados el año pasado durante 70 días.

La información fue proporcionada este viernes a los periodistas por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y su par de Minería, Hernán de Solminihac, a una semana de que se cumpla un año de la tragedia que dejó atrapados a los llamados "33 mineros de Atacama".

Ambas autoridades indicaron que la Empresa Nacional de Minería aprobó por unanimidad un crédito por cerca de 1,07 millones de dólares para que la compañía dueña de ese yacimiento destine exclusivamente ese dinero a pagar indemnizaciones y otras deudas laborales que la minera y sus filiales poseen con sus empleados.

"Estamos a una semana de que se cumpla un año de la tragedia que dejó atrapados a 33 mineros al interior de la mina San José y a pesar del tiempo transcurrido aún hay situaciones laborales pendientes, y queremos ser parte de esa solución", apostilló el ministro de Minería.

Solminihac explicó que para cancelar los montos adeudados se necesita el consentimiento de los acreedores sobre el ofrecimiento de crédito que la Empresa Nacional de Minería (Enami) estaría en condiciones de otorgar.

El ministro explicó que si bien este problema corresponde que sea resuelto por los propietarios de la minera, al ser un tema laboral entre privados "el Gobierno seguirá haciendo todos sus esfuerzos para regularizar esta situación, para otorgar tranquilidad a todos los trabajadores de la mina y sus familias", sostuvo.

Ya en el 2010 la Enami había proporcionado un crédito de 190 millones de pesos (unos 409.000 dólares) a la minera San Esteban para pagar parte de los sueldos atrasados de los meses de septiembre y octubre a los trabajadores de la empresa.

El próximo 5 de agosto se cumplirá un año del accidente en el que 33 mineros quedaron atrapados durante 70 días en el yacimiento San José, a 700 metros de profundidad, y para conmemorarlo se celebrarán varios actos religiosos y de Gobierno en los que se supone que los 33 mineros se volverán a reunir.

Aunque en varias oportunidades "los 33 de Atacama" se han reunido para viajar fuera de Chile, en general varios de ellos se han distanciado de sus compañeros y mantienen una sacrificada vida pese a que se suponía que su hazaña les iba a reportar recursos para vivir tranquilos el resto de sus vidas.