El "Día del firmazo" se celebra hoy en Uruguay para recolectar firmas de los ciudadanos destinadas a impulsar un plebiscito para reformar la Constitución y rebajar la edad de imputabilidad de los menores a 16 años como forma de combatir la creciente inseguridad pública.

"Hemos instalado 120 mesas receptoras de firmas en Montevideo y varios cientos en el interior del país", dijo a Efe el diputado Gustavo Borsari, uno de los coordinadores de la comisión que impulsa la reforma.

La comisión está integrada por dirigentes de los dos principales partidos de la oposición, el Nacional o "Blanco" y el Colorado, y representantes de organizaciones comerciales y sociales como almacenes, bares, restaurantes y farmacias, entre otros.

"Este no es solo un reclamo político sino un movimiento social preocupado por la situación de inseguridad que vive el país", agregó el legislador.

Bajo el lema "Para vivir en paz. Yo firmo" decenas de militantes se lanzaron a las calles para solicitar la firma de los uruguayos en una jornada gélida del invierno austral.

En el inicio del "Día del firmazo" participaron el ex presidente y actual senador Luis Alberto Lacalle (1990-1995), uno de los líderes del Partido Nacional, y el también senador y candidato presidencial del Partido Colorado en las últimas elecciones, Pedro Bordaberry.

El movimiento se inició el pasado mes de abril y desde entonces recolectó 170.000 firmas de las 250.000 necesarias para convocar a un plebiscito con el objetivo de reformar la Constitución para bajar de 18 a 16 años la edad de imputabilidad de los menores para casos de delitos graves.

El "Día del firmazo" tiene por objetivo "dar un impulso" a la iniciativa y "demostrar a las autoridades que es necesario tomar medidas urgentes contra la inseguridad", destacó Borsari.