Venezuela espera que la OPEP le autorice a subir la cuota de producción de poco más de 3 millones de barriles diarios de la actualidad a 4 millones en 2015, 6 millones en 2019 y 9 millones a partir de 2021, dijo hoy el presidente Hugo Chávez.

La cuota asignada a Venezuela por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se basó en las reservas nacionales de 80.000 millones de barriles, que ahora rondan los 300.000 millones con la certificación de la Faja del Orinoco (centro este), dijo Chávez esta noche en cadena nacional de radio televisión.

El nuevo nivel de reservas de Venezuela, que le permite al país suramericano alzarse como la primera nación petrolera del planeta, fue reconocido este mes oficialmente por la OPEP, aseguró Chávez.

El precio actual del barril de crudo por encima de los 100 dólares será del doble hacia el año 2020, "como mínimo", añadió el gobernante venezolano.

Consultado por Efe sobre la solicitud de Venezuela a la OPEP para que le autorice un aumento de la exportación, el ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, dijo hace tres días que se formalizará "a su debido tiempo", toda vez que la producción de la Faja recién se ha iniciado.

La petrolera estatal venezolana PDVSA adelantó el jueves, día del 57 cumpleaños de Chávez, el inicio de la producción del llamado Plan Tricolor en la Faja del Orinoco y comenzó a sacar 23.000 barriles de crudo "como regalo" al mandatario, dijo el ministro.

Ramírez encabezó el acto de inicio de prospección y recogió una muestra del primer crudo extrapesado sacado de una macolla (conjunto de pozos), que le entregó a Chávez en el acto televisado de esta noche, transmitido en cadena nacional de medios de comunicación.