El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, está convencido de que el coronel libio Muamar el Gadafi le quiere "ver muerto", según publica hoy el diario Corriere della Sera.

El periódico cuenta que Berlusconi ha confiado a sus colaboradores y allegados que su vida y la de sus hijos están en peligro, pues Gadafi no perdona la participación de Italia en la intervención militar en Libia y ha dado órdenes de asesinarle.

El diario milanés, que no cita fuentes, explica que Berlusconi piensa que Gadafi ha considerado la participación en la intervención militar como una "traición", ya que hasta hace pocos meses por las calles de Trípoli había carteles gigantes en los que se veían a ambos mandatarios darse la mano.

El rotativo preciosa que los servicios secretos italianos siempre han informado del peligro de atentados a los jefes de Estado y de Gobierno que participan al conflicto en Libia, pero en estos días, Berlusconi ha recibido confirmación de que su vida corre peligro de "sus propias fuentes".

Berlusconi teme ahora que Gadafi pueda ganar la guerra, permanecer al poder y convertirse "del mejor amigo de Italia en el peor enemigo", añade la información.

En 2008, el Gobierno de Berlusconi firmó con Libia un Tratado de Amistad para poner fin a los problemas derivados de la colonización italiana y crear un importante intercambio económico bilateral.

Asimismo, Berlusconi siempre recibió en Italia al líder libio con grandes fastos y gestos de amistad.