La Federación Internacional de Natación (FINA) decidió adoptar un programa de pasaporte biológico para combatir el dopaje, informó el sábado el organismo regulador del deporte.

La decisión llega una semana después de que la Corte de Arbitraje para el Deporte autorizó la participación del campeón olímpico brasileño César Cielo en el campeonato mundial tras exonerarlo en un caso de dopaje, lo que provocó críticas de otros nadadores.

Cornel Marculescu, director ejecutivo de la FINA, dijo a The Associated Press durante el mundial de natación que han "aprobado comenzar a construir los resultados aquí".

Utilizados primero en el ciclismo, los pasaportes biológicos contienen reportes detallados de los perfiles sanguíneos de los atletas, cuyas variaciones podrían indicar dopaje.

Los exámenes de sangre tomados en este mundial formarán la base para los primeros pasaportes de nadadores.