El argentino Sergio "Kun" Agüero, nuevo jugador del Manchester City, se despide del Atlético de Madrid, después de cinco temporadas, con un "gracias a todos" en su página web y afirmando: "no habrá nada ni nadie que haga que salgan de mí palabras que puedan empañar todo lo que viví en el Atleti".

El delantero confiesa que vivió "con dolor" su salida del Atlético. "Lo dije en el comunicado del 23 de mayo. No era fácil para mí tomar esa decisión. Porque tuve cinco años muy intensos en el club. Pero sentí que una etapa había terminado, que necesitaba un cambio. Porque si de algo estoy seguro es que me hubiera traicionado a mí mismo si le ponía un límite a mi deseo de seguir creciendo".

"Yo había dicho que cuando quisiera irme lo haría público", explicó. "Y eso hice. Lo que pasó después creo que no fue bueno para nadie. Las circunstancias que se dieron con mi anuncio hicieron que la salida se produjera de una manera extraña y no de la forma que me hubiera gustado".

Agüero piensa que las pasiones se agitaron debido a su fuerte vínculo con el club y la afición rojiblanca. "Sabía que mi decisión de no continuar provocaría muchos sentimientos encontrados. De todos modos, creo que no vale la pena polemizar ni echar más leña al fuego. Todos cometimos errores. Pero yo solo puedo hacerme cargo de los míos. Me enseñaron que cuando uno se equivoca debe saber admitirlo y pedir las disculpas correspondientes".

"En este sentido", continuó, "reconozco que al sentir que algunos del club en quienes yo había confiado no cumplieron con su palabra, y que incluso hicieron declaraciones públicas que me hicieron daño porque faltaron a la verdad, dije cosas que pudieron herir a la afición. Pero quiero decirles que nunca estuvo en mi ánimo faltarle el respeto a quienes siempre se comportaron tan bien conmigo. No soy yo el malo de esta película aunque algunos se hayan empeñado en que así parezca".

El argentino recuerda que tuvo la posibilidad de no firmar la renovación y quedarse con el pase en el 2012. "Sin embargo, decidí renovar. Y ahora con el traspaso al club le entró un dinero importante que le servirá para mejorar el equipo y que de la otra manera no lo hubiera tenido".

"Yo quise firmar, renovar, como una forma de devolver al club y a todos los colchoneros todo lo que me habían dado. Pero también es cierto que en ese momento el club se comprometió a que cuando yo dijera que quería irme, facilitaría mi salida. Lamentablemente eso no sucedió y complicó las cosas", indicó.

Agüero no tiene reproches para la afición rojiblanca. "Entiendo a la afición y no habrá nada ni nadie que haga que salgan de mi palabras que puedan empañar todo lo que viví en el Atleti. También entiendo que el tiempo todo lo cura y pondrá las cosas en su lugar. Tengo para con la institución, sus empleados, mis compañeros y la afición solo agradecimiento. Me han dado mucho y yo les respondí con entrega y profesionalismo".

"Fueron cinco temporadas muy fuertes. Con 101 goles y 2 títulos que nunca olvidaré. Y menos aún el cariño sincero que me transmitieron desde el primer día. Y está claro que me hubiera gustado despedirme como corresponde. No faltará oportunidad para poder hacerlo", comentó.

Por último, el argentino desea suerte a sus ex compañeros. "Quiero desearles a mis ex compañeros, entre los que dejo muchos amigos, lo mejor para esta temporada. Les doy las gracias a todos, en especial a todos los españoles que siempre me hicieron sentir como en mi casa. Vivir en España me ha hecho crecer como persona, mi hijo nació allí. Voy a extrañar a España pero sé que en algún momento nuestros caminos volverán a cruzarse".