La empresa Westfield Group, dedicada a operar centros comerciales, está dispuesta a pagar 612 millones para abrir tiendas y restaurantes alrededor del World Trade Center, publicó hoy el diario Wall Street Journal.

Esta compañía y la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, responsable de la gestión de la zona, están todavía precisando los términos del acuerdo, pero ya lo han establecido a grandes rasgos y esperan que esté listo para otoño, según las fuentes citadas por el periódico.

Si se concreta, la compañía pagará 612,5 millones de dólares para construir unos 33.000 metros cuadrados de espacios comerciales, y a cambio conseguirá el 50 % de participación en su desarrollo.

Por su parte, la Autoridad Portuaria financiará el resto de lo que cuesta acondicionar la zona, que se espera que ascienda a 1.550 millones, según el diario.

Los locales, cuya fecha de apertura prevista es 2015, se distribuirán por todo el complejo, y algunos de ellos estarían orientados hacia el monumento en memoria de las víctimas que se está construyendo.

En un momento en el que la reconstrucción de la zona está muy avanzada, los promotores confían en que pueda haber tiendas comparables a las que hay en las zonas más lujosas de Manhattan, según las fuentes que cita el rotativo.

El proyecto sería un gran estímulo para el World Trade Center y sus alrededores, que atraen a turistas, trabajadores y a cada vez más residentes, en el décimo aniversario de los ataques terroristas.

Westfield ya consiguió los derechos para abrir locales comerciales en el área a mediados de 2001, pero se los volvió a vender a la autoridad portuaria tras los ataques terroristas.

En 2007 intentó lograr un acuerdo similar, pero se echó atrás por la coyuntura económica y los cambios en las construcciones de la zona.

Desde entonces, el espacio que se puede emplear para compras se ha reducido, de los 45.500 metros cuadrados que se proyectaron al principio a los 33.000 de los que dispondrá ahora.

Esto se debe a que el proyecto para construir uno de los edificios que se planeó para la zona está archivado de forma indefinida, pero si se acaba construyendo, Westfield conseguirá espacio adicional para tiendas y restaurantes.