Las tropas sirias entraron a un suburbio de Damasco, capital de Siria, y mataron al menos a cuatro personas, dijeron el sábado activistas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, informó que las cuatro víctimas murieron durante un operativo en Kiswah el viernes por la noche. El observatorio agregó que estas muertes aumentaron a 12 la cifra de víctimas que fallecieron el viernes.

Mohamed Abdulá, vocero de los Comités de Coordinación Local que registra las protestas en Siria, indicó que al menos 22 personas murieron el viernes, seis de ellas en el operativo en Kiswah.

Las autoridades de Siria han emprendido una brutal campaña que de acuerdo a grupos activistas ha matado a más de 1.600 civiles desde que comenzaron las protestas contra el gobierno sirio a mediados de marzo.

El gobierno del presidente Bashar Assad ha buscado desacreditar a quienes están detrás de las movilizaciones al decir que son terroristas y extremistas extranjeros y no verdaderos buscadores de reformas.