La victoria de Uruguay en la final de la Copa América encontró en Cali a los jugadores de la "Celestita" Sub20 y fue ahí donde celebraron la conquista del título.

El triunfo, que dejó a la selección mayor como el conjunto más laureado del torneo continental con 15 títulos, ha inyectado de ánimo a los juveniles uruguayos, deseosos de seguir sus pasos.

"Ahora sentimos una presión positiva por eso", afirmó el capitán Diego Polenta, un defensor central que juega para el Genoa italiano.

"El equipo de mayores nos dejó un punto alto y nosotros tenemos que ratificar lo que ellos realizaron", añadió el técnico Juan Verzeri.

Uruguay saldrá a escena el sábado en el Mundial Sub20 de Colombia contra Portugal, un duelo que en teoría enfrenta a los dos grandes favoritos del Grupo B. Camerún y Nueva Zelanda, los otros dos integrantes, jugarán a primera hora. Ambos partidos serán en el estadio Pascual Guerrero de Cali.

También se pondrá en marcha la actividad del Grupo A, con los choques Colombia-Francia y Malí-Corea del Sur en El Campín de Bogotá.

El anfitrión, en su primer Mundial juvenil desde Holanda 2005, quiere sacar crédito de jugar en casa y llegar lejos.

"Estamos a las puertas de algo maravilloso", dijo el técnico colombiano Eduardo Lara.

Colombianos y franceses se conocen bien, ya que a comienzos de junio se toparon en la final del Torneo de Esperanzas de Toulon. Colombia se impuso en una definición por penales.

El choque tiene como atractivo el enfrentar a dos de las figuras llamadas a brillar en el certamen. Uno es el volante colombiano James Rodríguez del Porto y el otro es el delantero francés Gael Kakuta del Chelsea.

En el Malí-Corea del Sur muchos estarán pendientes del desempeño de Kalifa Coulibaly, un tallo que mide 1,97 metros y es el segundo jugador más alto inscrito en el torneo, sólo superado por el arquero austríaco Samuel Radlinger. Coulibaly juega para el París Saint Germain.

Más allá del éxito de la selección mayor, los juveniles uruguayos quieren ratificar su buen momento. Su segundo lugar en el Sudamericano de Perú le permitió clasificarse al fútbol olímpico de Londres 2012, torneo que no disputa desde Amsterdam 1928. Además, la Sub17 quedó segunda en el Mundial de la categoría jugado en México el mes pasado.

Verzeri ha dicho que el estilo de juego de la Sub20 se asemeja al de la mayor en cuanto a las características de dinámica y fuerza: "Buscamos equilibrio, tenemos una muy buena defensa como siempre ha caracterizado al fútbol uruguayo. Queremos que nuestro equipo defienda lejos del arco y que tenga potencia ofensiva para tener variantes".

Uruguay no podrá contar con el delantero Adrián Luna, recientemente fichado por el Espanyol, debido a que arrastra una suspensión en el Sudamericano.