Una semana después de que César Cielo fue exonerado en un caso de dopaje, muchos nadadores que participan en el Campeonato Mundial aún no han digerido ese fallo.

Jason Dunford, el keniano que apuntó con su dedo gordo hacia abajo cuando Cielo ganó los 50 metros estilo mariposa esta semana, dijo que no lo hizo con la intención de juzgar al brasileño.

"No fue algo personal con Cielo. Pero el sistema nos ha defraudado", declaró a la AP Dunford, quien llegó séptimo en esa final. "Podrán decir que soy un mal perdedor, pero esa no fue mi intención. No me duele perder, pero estoy molesto con el sistema porque dos meses después de que dio positivo (en un control de sustancias prohibidas) está compitiendo con nosotros".

La Corte de Arbitraje del Deporte publicó el viernes las razones que motivaron su decisión de avalar el fallo de la federación brasileña de natación, la cual dijo que una farmacia fue la responsable de que el control diese positivo.

La federación internacional (FINA) había tratado de revertir el fallo de los brasileños, que simplemente amonestaron a Cielo luego de que se le encontró furosemide, un diurético prohibido que disimula la presencia de otras sustancias, en una competencia en Río de Janeiro en mayo.

Cielo dijo que la droga estaba en un suplemento alimenticio que consume regularmente.

Otros deportistas a los que se les halló furosemide fueron suspendidos por hasta 14 meses en tiempos recientes.

La CAD dijo que la farmacia "admitió" que había preparado una receta para un problema cardíaco que contenía furosemide el mismo día que Cielo compró sus cápsulas. Agregó que la muestra de orina de Cielo no estaba diluida, lo que revela que no había consumido la droga para disimular la presencia de otras sustancias.

Fred Bousquet, compañero de Cielo en la Auburn University de Alabama, fue suspendido por dos meses el año pasado al encontrársele el estimulante heptaminol. Dijo que cometió un descuido al comprar una pomada en una farmacia.

"Todos tienen circunstancias propias. Cada caso es distinto", declaró Busquets el viernes tras ser eliminado en las preliminares de los 50 libre.

"Estoy seguro de que el CAD fue justo, que analizó todo", agregó. "Creo que hicieron lo correcto".

Dunford no está tan seguro. El keniano recordó que el venezolano Albert Subirats fue suspendido por un año por no informar a la FINA sobre su paradero tres veces durante un período de 18 meses.

"Algo no funciona en el sistema, porque no se le da el mismo trato a todos", sostuvo Dunford. "Todos están molestos en la piscina. A mucha gente no le gusta que (Cielo) esté aquí".

El sudafricano Roland Schoeman tampoco ve con buenos ojos la forma en que se manejó el caso de Cielo.