La fabricante aeronáutica brasileña Embraer obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 333,3 millones de reales (unos 212,9 millones de dólares), que representan un crecimiento del 110,5 por ciento frente al mismo período de 2010, según divulgó hoy la compañía.

La cuarta mayor fabricante de aeronaves en el mundo y líder del mercado de pequeños aviones comerciales indicó en su balance que en el segundo trimestre consiguió un beneficio neto de 156,9 millones de reales (unos 102,1 millones de dólares), cifra superior en un 43,9 por ciento a la del período abril-junio de 2010.

En términos de facturación, Embraer registró entre enero y junio de este año ventas por un valor de 3.925 millones de reales (unos 2.507 millones de dólares), que suponen una disminución del 6,94 por ciento frente a los primeros seis meses del año pasado.

En el segundo trimestre, en tanto, la facturación fue de 2.168 millones de reales (unos 1.385 millones de dólares), resultado inferior en un 10,9 por ciento al obtenido entre abril y junio de 2010.

Entre enero y junio, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 510,1 millones de reales (unos 325,9 millones de dólares) y para el período abril-junio fue de 250,3 millones de reales (unos 159,9 millones de dólares), un 15,9 por ciento menos que en el segundo trimestre de 2010.

En su informe al mercado, Embraer indicó que "la proyección de inversiones para desarrollo de productos fue reducida de 210 millones de dólares a 160 millones de dólares, principalmente debido a las anticipaciones de contribuciones para aliados".

De igual manera, para alcanzar el resultado positivo durante el semestre, Embraer destacó "las señales de recuperación de la aviación comercial".

Hasta el 30 de junio de 2011, la cartera de pedidos firmes de la empresa totalizaba 15.800 millones de dólares, cifra superior en un 3,94 por ciento a la que se tenía un año atrás.