El gobernador de Illinois, Pat Quinn, promulgará con su firma una iniciativa para permitir que los hijos de los inmigrantes que se encuentran con o sin permiso legal en el país reciban becas para educación superior en instituciones privadas y se integren a programas estatales de ahorro para la universidad.

El portavoz de Quinn, Grant Klinzman, dijo que el gobernador firmará el proyecto el lunes.

La medida, conocida como DREAM Act de Illinois, crea un panel que recaudará fondos privados para las becas. Los simpatizantes de la iniciativa consideran que ayudará a los inmigrantes que se gradúan del bachillerato, a fin de que vayan a las instituciones de educación superior que de otra forma no podrían costear.

Los estudiantes deben tener al menos un padre inmigrante y deben haber asistido a la escuela en Illinois al menos durante tres años, a fin de estar en condiciones de recibir los fondos de la beca.

Los opositores señalan que la legislación ayuda indebidamente a personas que han infringido las leyes migratorias.