Fuerzas de la Unión Africana ganaban terreno el viernes a extremistas somalíes que podrían bloquear la ayuda a víctimas de la hambruna que azota al país, e intercambiaron disparos con los insurgentes en un nuevo frente en Mogadiscio.

El coronel Paul Lokech, un comandante en el campo de batalla, dijo a The Associated Press en un recorrido cerca del frente que un combatiente paquistaní dirige a las fuerzas del grupo extremista al-Shabab que combaten a las fuerzas de la UA en las cercanías, y que los milicianos están "activos".

Al-Shabab tiene cientos de combatientes extranjeros en sus filas. En cuanto al paquistaní, Lockech dijo: "No se preocupen, lo atraparé".

El estruendo de los morteros y disparos de otras armas se escuchaba en los alrededores debido a que los insurgentes oponían más resistencia que la que esperaban las fuerzas de la UA.

"Están preocupados por el terreno que han perdido", dijo Lockech.

Los efectivos de la Unión Africana y de Somalia lanzaron este año una ofensiva conjunta contra al-Shabab y han logrado quitarle grandes porciones de territorio en Mogadiscio.

Sin embargo, la lucha adquirió nueva importancia en los últimos días debido a que decenas de miles de refugiados comenzaron a establecerse aquí en campamentos frágiles en los que el común denominador es el hambre.

La sequía y su subsecuente hambruna afectan a más de 11 millones de personas, entre ellas 2,2 millones que viven en territorio que controla al-Shabab en el centro-sur del país, donde los grupos de asistencia no han podido entregar alimentos.

Un segundo avión de las Naciones Unidas aterrizó el viernes en Mogadiscio con más de 20 toneladas de suplementos nutricionales. Una aeronave de transporte de la Fuerza Aérea Kuwaití también descendió en la capital y descargó sacos con comida.

El Programa Mundial de Alimentos dijo que con su segunda entrega del viernes ha transportado por aire casi 31 toneladas de comida lista para consumirse en Mogadiscio.

La UA comenzó su ofensiva el jueves y sus efectivos avanzaron hacia la parte oriental del mayor mercado de Mogadiscio, el Bakara. Los efectivos controlan ahora tres flancos del mercado: el oeste, el sur y el este.

Un portavoz de las fuerzas de la AU, teniente coronel Paddy Ankunda, dijo el viernes que los avances logrados implican que tácticamente la UA controla el mercado.