La versión cinematográfica de "El Hobbit" de J.R.R. Tolkien va cobrando forma con Peter Jackson en la dirección y la compañía española SGO a cargo de la tecnología que permitirá que las aventuras de Bilbo Bolsón lleguen a las pantallas con un acabado 3D muy especial.

El director técnico de postproducción de la película, Phil Oatley, ha explicado hoy en Madrid por qué se decantaron por la tecnología "Mistika" de SGO para dar el acabado final a las imágenes rodadas en tres dimensiones.

"Sencillamente, están dos años por delante que el resto de empresas de las competencia, por eso no dudamos en trabajar con ellos", ha confesado Oatley.

Que una compañía española y con poco más de veinte trabajadores consiga ponerse a la vanguardia de la postproducción de efectos 3D, "es cuestión de suerte", ha explicado a Efe Miguel Ángel Doncel, director general de SGO; pero basta con echar un vistazo a su andadura para darse cuenta de que más que un hombre con suerte, Doncel ha sido un visionario.

En 1993 y con solo 25 años, Doncel, recién licenciado en informática, tuvo que debatirse entre "ganar dinero o hacer aquello con lo que disfrutaba". Decidió disfrutar de su trabajo, fundó SGO y se impuso un objetivo que en aquella época parecía poco realista: ayudar a la industria audiovisual a través de la informática.

Desde entonces, no ha dejado de crear software dedicado a mejorar los resultados de diferentes tipos de producciones y siempre con la premisa de atender las exigencias del mercado con la mayor celeridad posible.

Es así como Doncel, escéptico de la tecnología estereoscópica hace solo unos años, incorporó a su oferta de servicios la posibilidad de tratar imágenes en 3D.

Para entonces ya se había dado cuenta de que "la estereoscópica no es capaz por sí sola de hacer buena una película que es mala, pero tiene el poder de conseguir que una película buena acabe siendo especial".

Tan especial como esperan que sea el resultado de "El Hobbit", en el que SGO comenzó a trabajar a finales de 2010 después de que el equipo de Jackson quedará entusiasmado con la tecnología de la compañía española durante una feria tecnológica en Las Vegas (EEUU).

Desde hace unos meses, y utilizando el software "Mistika", una especie de "Photoshop" de imágenes en movimiento que cuenta con la particularidad de ser capaz de procesar además imágenes en 3D, el equipo de SGO se enfrenta al reto de trabajar con los 8 ó 12 terabytes de información que se generan en el rodaje a diario.

"Mistika" es además el único sistema del mercado capaz de procesar a tiempo real imágenes rodadas a una velocidad de 48 frames por segundo (lo normal son 24) lo que unido al 3D tratado por SGO permitirá que la cinta que llega a las pantallas a finales de 2012 lo haga con un acabado nunca visto hasta la fecha.

El resultado será que los espectadores "no verán una película con profundidad, sino que tendrán la sensación de que la acción está transcurriendo justo enfrente de ellos", ha explicado Oatles.

Doncel, que ha conseguido que SGO se posicione como una de las compañías de postproducción audiovisual más punteras de todo el mundo, cree que la clave del sector se encuentra "en el 3D, pero en el 3D bien hecho", puntualiza, porque "no vale con hacerlo regular, hay que hacerlo perfecto para crear esa sensación de inmersión y que la gente no acabe con dolor de cabeza".

Aunque admite la calidad de su sistema "Mistika", cree que hablar de la posibilidad de ganar un Óscar "sería pretencioso" por lo que de momento se conforma con la oportunidad de trabajar "con un auténtico genio" como es Peter Jackson y disfrutar de la misión de "exportar tecnología española".