Dos soldados colombianos fueron asesinados por presuntos rebeldes de las FARC en una peluquería de Uribe, conflictiva población que en el pasado acogió al mando central del grupo guerrillero, informaron hoy fuentes gubernamentales locales.

Al menos tres milicianos (insurgentes urbanos) sorprendieron a los militares, quienes se sometían a un corte de cabello en un local del centro de esa localidad del departamento del Meta.

El alcalde de Uribe, José Erikson Vargas, dijo a la prensa en Villavicencio, la capital regional, que los soldados murieron en el lugar del ataque.

Las víctimas hacían parte de una brigada móvil del Ejército Nacional y su caso no ha sido informado de manera oficial por esta fuerza.

Según una versión de la cadena Caracol Radio, testigos dijeron que el doble homicidio lo cometieron "tres hombres disfrazados de pescadores que usaron pistolas automáticas".

La zona montañosa de Uribe sirvió de sede a los miembros del secretariado o mando central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hasta 1990, cuando fueron desalojados de allí en una gigantesca operación militar.