La petrolera estadounidense Chevron, la segunda mayor del país, anunció hoy que de abril a junio de este año elevó su ganancia neta el 43 %, debido en parte a los precios más elevados del petróleo en los últimos meses.

"Los resultados del segundo trimestre han sido muy sólidos", dijo el presidente y consejero delegado de la petrolera, John Watson, en relación a las cifras empresariales producidas en el último trimestre, al que más interés conceden los inversores estadounidenses.

Así, Chevron se anotó una ganancia neta de 7.732 millones de dólares (3,85 dólares por acción) de abril a junio de este ejercicio, frente a los 5.409 millones de dólares (2,70 dólares por título) de los mismos tres meses del pasado año.

De esas cifras, 6.871 millones de dólares proceden de sus actividades de exploración y producción (upstream), frente a 4.542 millones de dólares de abril a junio de hace un año.

De sus actividades de refinado, comercialización y distribución de productos (downstream) proceden en este segundo trimestre del año 1.044 millones de dólares, comparado con 975 millones de dólares en la misma fecha de 2010.

En cuando al semestre, la ganancia neta de la petrolera con sede en San Ramón (California) fue de 13.943 millones de dólares, frente a los 9.961 millones de dólares de enero a junio de 2010.

Chevron atribuyó esos buenos resultados trimestrales al aumento de la precios del petróleo y de la gasolina debido a un descenso de la producción.

Watson señaló también que la compañía prosigue con sus proyectos de inversión y ha reanudado la actividad de perforación en el Golfo de México, además de a sus actividades de exploración y producción de gas y petróleo en Kazajistán, Rusia, Australia, Bulgaria y Estados Unidos.

Asimismo señaló que ya han recibido la aprobación gubernamental para proceder a la venta de algunos de sus activos en el Reino Unido e Irlanda, que podría estar cerrada en el próximo trimestre, y ya han finalizado otras transacciones relacionadas a sus bienes en Centroamérica, Norteamérica y China.

Sus ingresos semestrales fueron de 129.289 millones de dólares (68.948 millones de abril a junio), frente a 101.183 millones de dólares (53.004 millones del segundo trimestre) de las mismas fechas del ejercicio de 2010.

Tras la apertura de la bolsa de Nueva York, las acciones de Chevron perdían el 0,51 % hasta 104,48 dólares, mientras que en lo que va de año han ganado el 14,18 % y el 37,06 % en los últimos 12 meses.