Militares hondureños y guardacostas de Estados Unidos recuperaron el jueves 2,5 toneladas de cocaína de una pequeña nave semisumergible decomisada frente a las costas de Honduras en el Caribe.

"La droga estaba distribuida en 100 fardos que ya sacamos del interior del submarino... y hay más", dijo en rueda de prensa el jefe del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas, general René Osorio.

Informó que "creemos que en la embarcación hay cinco toneladas de la droga".

La operación, que inició el miércoles, podría concluir en dos días.

Estados Unidos proyecta juzgar en ese país a los cuatro tripulantes detenidos — tres colombianos y un hondureño_, quienes hundieron a propósito el sumergible al ser detectados por las autoridades el 13 de julio y trataron de escapar en una balsa inflable con tres fardos de la droga.

La embarcación fue movida luego por las corrientes marinas debido al mal tiempo que prevalece en la región.

Tras 15 días de intensa búsqueda, militares hondureños con el apoyo de expertos estadounidenses hallaron la nave el miércoles a unos 500 metros del lugar donde se hundió y comenzaron de inmediato a sacar la cocaína.

El submarino está en el mar frente a la comunidad costera de Cruta, a unos 500 kilómetros al noreste de Tegucigalpa.

La nave, fabricada con fibra de vidrio, de unos 12 metros de largo y tres de ancho, está equipada con motores fuera de borda.

Es la primera vez que una embarcación de este tipo es decomisada por las autoridades hondureñas.

Según la policía, unas 100 toneladas de cocaína procedentes de Colombia pasan por territorio hondureño cada año hacia Estados Unidos.