Las acciones de Nintendo Co. perdieron una quinta parte de su valor el viernes luego que el gigante de los videojuegos sufrió una fuerte pérdida en el último trimestre, bajó sus pronósticos de ganancias anuales y redujo el precio de sus nuevas consolas portátiles 3DS.

La venta masiva de títulos de acciones provocó que la empresa perdiera más del 20% de su valor y sus títulos se cotizaron a 11.190 yenes. Los inversionistas se apuraron a vender sus títulos en esta empresa que lucha por mantener el impulso.

Nintendo anunció el jueves que tuvo una pérdida neta de 25.500 millones de yenes (329 millones de dólares) para el trimestre de abril a junio, un resultado peor que el registrado durante el mismo lapso del año pasado, cuando perdió 25.200 millones de yenes (325 millones de dólares).

Durante el año fiscal que terminará en marzo del 2012, Nintendo espera tener una ganancia neta de 20.000 millones de yenes (258 millones de dólares), 82% menos que su pronóstico previo que anticipaba ventas por 900.000 millones de yenes (11.610 millones de dólares).

La empresa con sede en Kioto culpó de sus bajas ventas a una larga lista de títulos exitosos para las consolas de Wii y 3DS y a la fuerza del yen.

Para tomar impulso, Nintendo decidió rebajar drásticamente los precios de sus consolas portátiles apenas cinco meses después de que lanzara al mercado la versión en tercera dimensión de su consola portátil DS.

Esta medida subraya lo rápido que cambió la suerte de la empresa desde que la consola Wii revolucionó la industria de los videojuegos y desaparecía rápidamente de los anaqueles de las tiendas.

En Estados Unidos, el precio del 3DS bajará de 249,99 dólares a 169,99 dólares el 12 de agosto. Nintendo no ha fijado el precio sugerido de venta en Europa pero señaló que recortará los precios al mayoreo en una tercera parte.

"Para quienes sopesaban la idea de comprar un Nintendo 3DS, esta es una motivación enorme para que lo adquiera ahora", afirmó el presidente de la división estadounidense de Nintendo, Reggie Fils-Aime, en un comunicado.

El 3DS tuvo un sólido arranque cuando fue lanzado al mercado pero desde entonces ha perdido fuerza. Algunos analistas creen que la falta de contenidos atractivos para la consola ha motivado a los consumidores a esperar la nueva consola portátil de Sony Corp., PlayStation Vita, que se venderá en 299 dólares en Estados Unidos.