El expresidente de Honduras Manuel Zelaya pidió hoy a las Naciones Unidas que interceda para que en su país se respeten los derechos humanos y exigió justicia para las víctimas del golpe de Estado que lo derrocó en junio de 2009.

"Le estamos enviando una carta" al secretario de la Organización de las Naciones Unidas (OUN), "Ban Ki-moon, que representa a la Resistencia Popular, demandando respeto a los derechos humanos para hacer visibles los problemas que Honduras tiene", dijo Zelaya a Efe.

El gobernante encabezó este jueves una manifestación organizada por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), del que es coordinador.

La marcha salió desde el oriente de la ciudad y terminó frente a la Casa de las Naciones Unidas, donde el exmandatario entregó una carta dirigida al secretario general de la ONU para exigir "justicia para las víctimas del golpe de Estado", dijo a Efe el subcoordinador del Frente, Juan Barahona.

En la Casa de las Naciones Unidas, Zelaya y su esposa, Xiomara Castro, Barahona, y otros dos miembros del Frente, Rafael Alegría y Rasel Tomé, fueron recibidos por el oficial a cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), José Eguren, y la representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Gina Watson.

Barahona indicó que en la carta del Frente, además, solicitan a la ONU "que informe de lo que está pasando en Honduras, y que pueda venir al país una comisión de juristas internacionales para investigar las violaciones a los derechos humanos y la mala aplicación de la ley".

"Aquí hay una aplicación de la ley totalmente parcializada en contra de un sector para favorecer a otros, y eso no se puede llamar justicia", subrayó Barahona.

El Frente indicó en un comunicado que la marcha de este jueves, en la que participaron unas 3.000 personas, fue para "exigir el cese a la represión, y que se haga justicia a las víctimas de más de dos años de lucha continua".

"Con nuestra manifestación rendimos homenaje a las compañeras y compañeros que fueron asesinados por el régimen oligárquico, a los miles de perseguidos políticos, muchos de los cuales han tenido que abandonar su tierra e ir al exilio forzado", indicaron los seguidores de Zelaya aglutinados en el Frente.

También exigieron justicia para "los presos políticos, los golpeados, torturados y sus familias", quienes son víctimas de "la bestialidad del aparato represor".

Según el Frente, durante la crisis por el golpe de Estado en Honduras fueron asesinadas más de cien personas, mientras que decenas tuvieron que salir al exilio.

En la manifestación de este jueves, el Frente expresó además su solidaridad con el exministro de la Presidencia Enrique Flores, quien cumple arresto domiciliario desde hace un mes, por presuntos actos de corrupción durante la administración de Zelaya.

Zelaya fue derrocado el 28 de junio de 2009, cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución desoyendo impedimentos legales.