Los precios de las acciones cayeron el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York mientras la Cámara de Representantes de Estados Unidos se alistaba para votar sobre un proyecto de ley diseñado para evitar una moratoria en los pagos de deuda del gobierno.

Ventas de último momento provocaron que los mercados perdieran sus ganancias ante la preocupación de los inversionistas de que el proyecto de ley que prepara la cámara baja no rompa el estancamiento en las negociaciones para incrementar el límite máximo de deuda del país.

El mercado registró ganancias buena parte del día, pero empezó a declinar la última media hora de transacciones. El líder de la mayoría del Senado, Harrye Reid, dijo por la tarde que la propuesta de la Cámara de Representantes no lograría ni un solo voto demócrata en el Senado, lo que indica un inminente fracaso.

"Eso catalizó las ventas", dijo Quincy Krosby, estratega de mercado en Prudential Financial.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 62,44 puntos, un 0,5%, para cerrar en 12.240,11 puntos. El indicador había estado unos 82 puntos arriba más temprano, luego de un inesperado descenso de nuevos reclamos de beneficios de desempleo.

Restan sólo cinco días para que el Departamento del Tesoro anuncie que el gobierno no tiene suficiente dinero para cubrir sus deudas. El Dow ha caído cada día desde el viernes debido a la preocupación de que Estados Unidos pueda incurrir en un impago de su deuda si el Congreso no incrementa el límite de crédito. El Dow se encamina a su peor semana del año.

El Standard & Poor's cayó 4,22 puntos, un 0,3%, para cerrar en 1.300,67 puntos. El S&P 500 ha caído cuatro días consecutivos. El índice compuesto Nasdaq subió 1,46 tantos, o 0,1%, a 2.766,25 puntos.

Incluso si Estados Unidos no incurriera en un impago, a los inversionistas les preocupa que el país pierda su calificación crediticia de triple A. Eso incrementaría las tasas de interés y posiblemente desacelere la economía estadounidense, que aún está en proceso de recuperación de la peor recesión en décadas.

"Nos estamos quedando sin tiempo", dijo Phil Dow, director de estrategia de capital en RBC Wealth Management en Minneapolis. "Empieza a dar miedo".

El Dow ahora está 3,5% abajo de cuando inició la semana y podría ser su peor semana desde julio de 2010. El S&P 500 está 3,3% abajo en la semana, mientras que el Nasdaq está 3,2% por debajo.

Los mercados estaban menos volátiles que el miércoles, día que el Dow registró su mayor caída en un día desde junio.

El precio del oro, que tiende a incrementarse cuando los inversionistas están temerosos de trastornos económicos, cayó 1,70 dólares a 1.613,40 dólares la onza. Aún está un 13,4% por arriba en el año. El dólar se fortaleció frente a otras monedas, al igual que los bonos del Tesoro. El dólar y el Tesoro muy probablemente caerían si los inversionistas llegan a temer que el impago sea inminente.

Casi dos acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen estuvo relativamente alto con 4.400 millones de títulos.

En los mercados asiáticos, el Nikkei 225 de Japón cayó 1,5% para cerrar en 9.901,35 puntos, mientras que el Kospi coreano cayó 0,8% para terminar en 2.155,85 puntos. En Hong Kong, el índice Hang Seng subió 0,1% y cerró en 22.570,74 puntos.

En China continental, el índice compuesto de Shanghai bajó 0,5% hasta 2.708,78 puntos, mientras que el índice compuesto de Shenzhen perdió 0,1% a 1.189,13 puntos.

Las preocupaciones sobre la economía global y la situación de la deuda estadounidense también han pesado en los mercados petroleros. El principal precio en Nueva York del petróleo cayó 22 centavos a 97,18 dólares por barril luego de una caída de alrededor de 2 dólares el miércoles.