A los 67 años, la cantante Susana Baca se convirtió hoy en la primera afrodescendiente en asumir una cartera ministerial en Perú, un país que hoy celebra 190 años de Independencia.

Baca, una pedagoga muy reconocida como investigadora de la música afroperuana, ganó en 2002 un premio Grammy Latino por el disco "Lamento Negro", que también fue nominado ese mismo año para el Grammy en la categoría de "Mejor Disco de World Music".

Esta limeña, nacida un 24 de mayo de 1944, está vinculada desde siempre a la música negra peruana, ya que es prima de otros grandes intérpretes e investigadores de esos ritmos como Caitro Soto y Ronaldo Campos.

En Perú se ha señalado que la designación de Baca hace recordar a la del cantante brasileño Gilberto Gil, quien fue nombrado ministro de Cultura de su país durante la gestión del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Incluso Baca ha adelantado que se comunicará con Gil para pedirle asesoría y consejos.

Su designación ha sido recibida con beneplácito por reconocidos artistas, como la actriz y cantante peruana Magaly Solier, quien consideró que Perú tiene "una ministra de Cultura con respeto y admiración de todos".

Tego Calderón, el famoso intérprete puertorriqueño de reggaetón, también se sumó a las felicitaciones: "Susana Baca hace historia en Perú al ser nombrada Ministro de Cultura y ser afroperuana", escribió en su cuenta en la red social de Twitter.

Al respecto, Mónica Carrillo, del Centro de Estudios y Promoción Afroperuanos Lundú, resaltó hoy a Efe que la designación es "sumamente importante en la medida que representa parte de la cultura viva peruana".

Consideró que la visión cultural en Perú "tradicionalmente ha estado vinculada al patrimonio material, a la exaltación de los restos arqueológicos, pero la otra parte, la cultura viva, los artistas, usualmente ha estado muy poco revalorada".

"Más allá de que sea afroperuana representa eso: poner en valor a una representante de la cultura viva", acotó antes de aclarar que su designación también "implica reconocer que la cultura afro es consustancial a la cultura nacional".

Carrillo manifestó su confianza en que esto "implique que en la agenda de este nuevo gobierno se incluya realmente un respeto a la diversidad y a la lucha contra el racismo".

Recordó, además, que Baca ha sido "aliada" en las campañas contra la discriminación y el racismo impulsadas por Lundú y la consideró "un referente importante" de la cultura afroperuana.

Además de la designación de Baca en el Ministerio de Cultura, el presidente Ollanta Humala ha nombrado a otras dos mujeres como ministras: a la educadora y musicóloga Aída García Naranjo, en el despacho de la Mujer y Desarrollo Social; y a la socióloga Patricia Salas, en Educación.