Unos 15 años después de su laureado papel en "The English Patient" (El paciente inglés), Kristin Scott Thomas está ganando elogios por su trabajo tanto en la pantalla como en los escenarios.

La actriz de 51 años está en una producción en Londres de la obra de Harold Pinter "Betrayal" hasta el final de agosto. Y tiene el papel protagónico en la película "Sarah's Key", ahora en los cines.

La cinta, una adaptación de la novela de Tatiana de Rosnay, narra las redadas de judíos franceses durante la Segunda Guerra Mundial.

Hablando recientemente por satélite desde Londres, Scott Thomas (que vive en París) dije que interpreta a una periodista estadounidense en la capital francesa que está tratando de averiguar qué le pasó a una niña llamada Sarah.

"La película se mueve entre la era contemporánea y 1942, cuando hubo una terrible redada de judíos por la policía francesa. Arrestaron a 13.000 personas y las llevaron a un enorme estadio y de allí las colocaron en trenes y autobuses que las transportaron a campos de concentración en Francia, y más adelante las enviaron a campos de muerte fuera del país", dice la actriz.

Aunque Scott Thomas es británica, "Sarah's Key" le tocó una fibra familiar. La familia de su ex esposo pasó por los horrores narrados en la película.

"Mis suegros estaban a la fuga y escondidos y son sobrevivientes de los acontecimientos de esa época", dice.

Muchos cinéfilos conocieron a Scott Thomas por primera vez en "Under the Cherry Moon", el musical de 1986 protagonizado por Prince. Fue estrenado luego del éxito de "Purple Rain", pero fue vapuleado por la crítica. Pero la película es un buen recuerdo para Scott Thomas.

"Fue una experiencia tan extraordinaria, ser sacada de la oscuridad absoluta, de hacer una obra de Marguerite Duras en un campo en Borgoña, y llevada a la Riviera Francesa y estar con Prince y su banda. Fue extraordinario, increíble, un cuento de hadas", recuerda entre risas.

Scott Thomas, cuyos créditos incluyen "Bitter Moon" y "Four Weddings and a Funeral" (Cuatro bodas y un funeral), ha disfrutado considerable éxito reciente, incluyendo varios papeles protagónicos.

"Yo soy de las que maduro tarde", dijo en broma. "Estoy consiguiendo papeles muy interesantes, de mujeres que están cambiando, buscando nuevas cosas".

"No podría pedir nada mejor".