El estadounidense Ryan Lochte impuso el jueves la primera marca mundial desde que fueron prohibidos los trajes de baño de alta tecnología en las competencias internacionales al batir su propia marca y ganar la medalla de oro en la final de los 200 metros estilo combinado individual del Campeonato Mundial de Natación.

Lochte terminó con un minuto y 54.00 segundos el jueves, con lo que mejoró en una décima de segundo la marca mundial que fijó en Roma hace dos años cuando todavía se podían utilizar los trajes de baño de alta tecnología, los cuales fueron prohibidos al comienzo del 2010.

Lochte superó a su compatriota Michael Phelps, quien llegó segundo, desde la prueba inicial en estilo mariposa y mantuvo el liderato tanto en el estilo dorso como en pecho antes de cerrar con gran fuerza en estilo libre.

Phelps terminó su prueba en 1:54,16 segundos y el húngaro Laszlo Cseh se llevó el bronce con 1:57,69 segundos.

Lochte y Phelps terminaron en primero y segundo lugares respectivamente en los 100 metros estilo libre.