El Gobierno de la República Dominicana condecoró hoy con su más alta distinción a los embajadores en el país de Alemania, España y Francia, quienes terminan sus servicios de tres años en la nación caribeño.

El alemán Christian Germann, el español Diego Bermejo y el francés Roland Dubertrand, fueron distinguidos con la Orden del Mérito de Duarte, Sánchez y Mella en el Grado de Gran Cruz Placa de Plata en reconocimiento a la labor realizada.

Al condecorar a los diplomáticos, el canciller del país, Carlos Morales Troncoso, destacó que la distinción representa "el más elevado honor y el más distinguido premio al mérito que ofrece el Estado dominicano", según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El embajador de Alemania dijo sentirse "muy satisfecho por la excelente relación que existe entre los dos países y porque los contactos políticos se han estrechado considerablemente".

En tanto, el español Bermejo manifestó que constituía "un gran honor" para él recibir la condecoración "sabiendo que los españoles siguen invirtiendo en la República Dominicana y de que la cooperación es una prioridad para los dos países", agregó la nota.

A su turno, el embajador francés agradeció la colaboración recibida tanto del presidente dominicano, Leonel Fernández, como de su canciller durante los tres años que estuvo en el país, al tiempo que valoró los avances de las relaciones bilaterales entre Francia y la nación caribeña.

En la actividad, celebrada en la sede de la Cancillería, participó el cuerpo diplomático y consular acreditado en el país, encabezado por el nuncio apostólico, monseñor Józef Wesolowski, así como funciones locales.