Un político derechista belga dijo que estaba sorprendido y consternado de saber que el atacante noruego que confesó haber provocado la muerte a 76 personas en una explosión y poco después en un campamento de verano, le había enviado mensajes electrónicos poco antes que una potente bomba estallara en Oslo.

Tanguy Veys, miembro del parlamento por su partido anti inmigrante Vlaams Belang, dijo el miércoles que no había conocido ni siquiera había oído de hablar de Anders Behring Breivik, que confesó haber provocado una explosión en la capital noruega y de haberle disparado a decenas de personas en un campamento juvenil.

Debo admitir que recibir el correo electrónico fue una sorpresa.

"De que yo estaba conectado con un acto terrorista sin querer estarlo", destacó.

El mensaje, que tenía adjunto el manifiesto de 1.500 páginas escrito por Breivik fue enviado el viernes, unos 90 minutos antes de la explosión.

Veys indicó que el correo electrónico, escrito en inglés, había sido enviado a otras 1.000 direcciones.

Otras personas que recibieron el correo se mostraron menos consternadas. Una de las direcciones pertenecía a un sitio en Facebook de propiedad de un italiano cuya foto incluye emblemas nazis y una calavera.

Otro fue dirigido a un hombre que se proclama como miembro del Partido Nacional Británico, anti inmigrante.

El manifiesto adjunto detallaba lo que Breivik percibía como la "islamificación de Europa". Pero también incluía una sección con las descripciones detalladas de sus planes, lo cual explicaría la peculiaridad de sus fotografías con diversos atuendos.

Aquéllos involucrados en la lucha, escribió, deben prepararse para tomarse fotografías mediante el ejercicio físico, descansar en una cama solar, cortarse el cabello y afeitarse.