Un grupo defensor de los derechos acusó a la oficina postal de Gypsum de rehusarse a renovar un apartado postal a una mujer por ser hispana.

La oficina de correos dijo que fue un malentendido y que el problema se está resolviendo.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) alegó el jueves que a Griselda Duarte le dijeron, equivocadamente, que necesitaba una identificación emitida por Estados Unidos para dicho trámite. La asociación dijo que Duarte presentó una visa de inmigración estadounidense y una credencial para votar con fotografía mexicana.

El portavoz del Servicio Postal de Estados Unidos Al DeSarro dijo que el problema con el documento que presentó la mujer es que no probaba una dirección física. Agregó que los funcionarios de correos colaboran con la mujer y la ACLU para resolver el problema.

La ACLU dijo que Duarte había rentado un apartado postal anteriormente utilizando la credencial para votar mexicana. DeSarro dijo que las reglas postales quizá cambiaron desde entonces.