Decenas de maestros públicos de Guatemala bloquean hoy al menos diez importantes pasos carreteros del país para exigir al Parlamento la aprobación de varios créditos internacionales que servirán para que el Ejecutivo les pague un incremento a sus salarios ofrecido meses atrás.

Joviel Acevedo, líder de la Asamblea Nacional Magisterial (ANM), la cual organiza las protestas, dijo a medios locales que los docentes "tienen paralizado el país" y no cesarán de la medida hasta que los directivos del Congreso se comprometan a dotar de fondos al Gobierno para cumplir con sus compromisos.

"Más de 3.000 escuelas no tienen energía eléctrica porque no hay dinero para pagar. En muchas escuelas ya no hay alimentos para darle a los niños", aseguró Acevedo.

Los maestros, según medios locales, han interrumpido el tránsito en unos diez puntos importantes en las carreteras que conducen a las fronteras y puertos.

Los partidos de oposición se han negado a aprobar un paquete de préstamos internacionales que el Ejecutivo necesita para financiar el presupuesto del Estado, para castigar al Gobierno.

Según Acevedo, las medidas de hecho de los maestros "se incrementarán" si los diputados no acceden a aprobar los préstamos, de cuyos recursos el Gobierno utilizará una parte para pagarle a los docentes un incremento a sus salarios aprobado en marzo pasado.

Por otro parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala, Jorge Briz, acudió a la Corte de Constitucionalidad (CC) para solicitar un amparo por medio del cual pretende que se ordene al Gobierno utilizar la fuerza para retirar a los manifestantes.

Según Briz, los bloqueos en las carreteras provocan perdidas en la economía del país por más de 100 millones de quetzales (unos 12,5 millones de dólares) cada día, además de que vulnera el derecho constitucional de libre locomoción.

Si la CC otorga el amparo al empresario, el Ministerio del Interior deberá, de inmediato, ordenar a las fuerzas de seguridad intervenir para desbloquear las carreteras.