La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó hoy que inició una causa ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por la matanza de diecisiete civiles ocurrida en 1998 en la localidad colombiana de Santo Domingo.

Según el comunicado, el 13 de diciembre de 1998 la Fuerza Aérea Colombiana bombardeó la aldea de Santo Domingo, en la municipalidad de Tame en el Departamento de Arauca.

"Específicamente una bomba de racimo lanzada sobre la aldea mató a 17 civiles, incluidos cuatro niños y dos niñas, e hirió a 27 civiles, incluidos cuatro niños y cinco niñas", según el comunicado de la CIDH, un organismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Después de la explosión "la fuerza pública continuó su bombardeo aéreo de los civiles que trataban de auxiliar a los heridos y de quienes intentaban huir de la aldea", añadió la CIDH.

Tras aquellos acontecimientos toda la población de Santo Domingo se fue del área y retornó en 1999 para reconstruir sus casas.

En el informe de fondo del caso, la CIDH concluyó que estos hechos permanecen en la impunidad, pues el Estado no llevó a cabo investigaciones serias y efectivas para identificar a los responsables intelectuales y demás responsables materiales y, en su caso, imponer las sanciones que correspondieran, según el comunicado.

El caso se envió a la CorteIDH el 8 de julio de 2011 porque la Comisión consideró que el Estado no cumplió con las recomendaciones contenidas en el informe de fondo.

La CorteIDH es un órgano judicial de la OEA, autónomo de todos los demás órganos de esa organización y que tiene su sede en San José de Costa Rica.

El propósito de la corte es la aplicación e interpretación de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y otros tratados de derechos humanos a los cuales se somete el llamado sistema interamericano de protección de derechos humanos.