Certero desde su primer lanzamiento, Ervin Santana tuvo por fin su revancha frente a los Indios de Cleveland.

El dominicano Santana lanzó el primer juego sin hit en solitario por parte de un pitcher de los Angelinos en casi 27 años, y ajustó cuentas con una novena que lo tenía a maltraer, al encaminar el miércoles a su equipo a una victoria por 3-1 sobre los Indios.

Este fue el primer juego sin hit en el Progressive Field, un parque que se inauguró con el nombre de Jacobs Field en 1994. Y el derecho de 28 años pudo por fin tener un partido memorable en Cleveland.

Santana hizo su debut en este mismo campo el 17 de mayo del 2005, y los Indios le dieron una ruda bienvenida. Los primeros cuatro bateadores a quienes enfrentó le batearon para el ciclo en forma combinada: Grady Sizemore abrió con un triple, Coco Crisp pegó un doblete, Travis Hafner bateó un sencillo y Ben Broussard empalmó un jonrón.

Cuando se le pidió que recordara aquella salida, Santana sonrió y encogió los hombros.

"Así es la vida", dijo. "Hoy estamos aquí y mañana no sabemos".

Santana ponchó a 10 carabineros y permitió sólo que dos rivales se le embasaran — mediante un error en el primer turno del episodio inicial y una base por bolas en la octava entrada. Sólo en una ocasión pareció en riesgo la gema de pitcheo de Santana, y una estupenda jugada del intermedista Howie Kendrick lo salvó, en el sexto capítulo.

Fue el tercer juego sin hit que se registra esta temporada en las mayores, lo que comprueba que esta campaña, al igual que la anterior, puede considerarse "El año del pitcher". Uno de esos "no-hitters" fue obra de otro dominicano, Francisco Liriano, de los Mellizos, el 3 de mayo ante los Medias Blancas. El otro lo tiró el astro de Detroit Justin Verlander contra los Azulejos el 7 de mayo.

Además, es el sexto juego sin hit de un dominicano en la historia.

El serpentinero (6-8) maniató a la artillería de Cleveland durante todo el encuentro y tiró el primer juego completo sin hit de los Angelinos desde que Mike Witt lanzó un juego perfecto el 30 de septiembre de 1984, frente a Texas.

El 11 de abril de 1990 hubo un juego sin hit combinado de Mark Langston (7 innings) y Mike Witt (2) en una victoria 1-0 sobre Seattle.

Santana dijo que empezó a pensar en la posibilidad de un juego sin hit recién cuando sorteó la octava entrada.

"Mucha gente llega a cinco, seis innings. Ahí es que se complica la cosa", declaró el dominicano.

Y habla con conocimiento de causa. En su última apertura, Santana tuvo juego sin hit hasta el sexto episodio contra Baltimore.

En total, éste fue el noveno juego sin hit en la historia de los Angelinos. El legendario Nolan Ryan lanzó cuatro de esos juegos de 1973 a 1975. El último pitcher que dejó sin hit a los Indios fue Jim Abbott, de los Yanquis de Nueva York, el 4 de septiembre de 1993.

El manager de los Angelinos, Mike Scioscia, recordó vívidamente el debut de Santana en las mayores. Cuando un periodista le preguntó al serpentinero sobre aquel día, Scioscia interrumpió bromeando.

"¿Tenemos que hablar de aquel juego?", preguntó.

"Su control entonces y ahora son como la diferencia entre la noche y el día", agregó. En aquel primer encuentro, "esos chicos le cayeron a palos. Pero él usó ese comienzo como un trampolín".

La verdad es que Santana no había tenido buenas actuaciones contra los Indios desde entonces. Llegó a esta apertura con una foja de 0-6 y una efectividad de 4.98 en 10 inicios en su vida contra Cleveland.

"Nunca les había ganado", recordó. "He lanzado bien contra ellos. Simplemente no había tenido suerte, pero hoy la tuve".

Lo más cerca que estuvo Cleveland de un hit fue cuando el novato Jason Kipnis abrió la sexta con una rola que no pudo ser atrapada por Santana. Pero el segunda base Howie Kendrick se tiró, fildeó la pelota y la tiró de rodillas al inicialista Mark Trumbo, que puso out al corredor.

Santana hizo 105 lanzamientos, 76 de ellos a la zona de strike. Nueve veces puso la cuenta 0-2.

Los 21.546 aficionados, muchos de ellos en su hora de almuerzo ya que el partido se jugó al mediodía, aplaudieron cuando Lonnie Chisenhall caminó con un out en la octava. Pero en las tribunas reinó mayormente un silencio expectante y todo el mundo estaba pendiente del juego sin hit.

Santana no tuvo problemas en la novena. El emergente Travis Buck se ponchó mirando, el veloz Ezequiel Carrera murió en una rola de out inocente y Michael Brantley pegó un elevado derechito al jardinero central Peter Bourjos.

Sus compañeros se abalanzaron sobre Santana luego del último out.

Además del sin hit, el triunfo fue importante porque los Angelinos tratan de dar alcance a los Rangers en la división Occidental de la Liga Americana.

Fue la tercera victoria de Santana en 11 aperturas desde el 30 de mayo. El dominicano perdió cuatro seguidos entre el 4 y el 21 de junio, pero está 3-0 en las seis aperturas que hizo desde entonces. El viernes pasado concedió tres hits y una carrera en siete entradas y dos tercios en una victoria 6-1 sobre los Orioles.

El inicio del partido no había sido promisorio, pues Carrera se embasó cuando el campocorto dominicano Erick Aybar no pudo fildear una rola que le rebotó en el guante. Carrera se robó segunda, fue a tercera en una rola de out y anotó con un lanzamiento descontrolado.

La caminata de Chisenhall en la octava fue la única otra mancha de Santana, que en ese inning ponchó a tres.

También en la Liga Americana, el dominicano Alejandro De Aza conectó un jonrón de dos carreras en su primer turno al bate de la temporada, y los Medias Blancas de Chicago superaron el miércoles 2-1 a los Tigres de Detroit.

Los Marineros de Seattle doblegaron 9-2 a los Yanquis de Nueva York, para salir de una racha de 17 derrotas consecutivas, con triunfo del venezolano Félix Hernández, y los Medias Rojas de Boston apabullaron 12-5 a los Reales de Kansas City, con un grand slam del dominicano David Ortiz.

Además, los Azulejos de Toronto blanquearon 3-0 a los Orioles de Baltimore; los Mellizos de Minnesota derrotaron 7-2 a los Rangers de Texas, y los Atléticos de Oakland 13-4 a los Rays de Tampa Bay.

En la Liga Nacional, los Mets de Nueva York derrotaron 8-2 a los Rojos de Cincinnati. Durante la jornada, se informó que el puertorriqueño Carlos Beltrán será cedido en canje a los Gigantes de San Francisco.

Aun sin contar todavía con el poder del boricua en su bateo, los Gigantes vencieron 2-1 a los Filis de Filadelfia.

También en el Viejo Circuito, los Marlins de Florida vencieron 7-5 a los Nacionales de Washington, con victoria del boricua Javier Vázquez (7-9), y los Astros de Houston se impusieron 4-2 a los Cardenales de San Luis, gracias al novato venezolano José Altuve, quien impulsó la carrera del triunfo.

Asimismo, los Cerveceros de Milwaukee blanquearon 2-0 a los Cachorros de Chicago; los Bravos de Atlanta superaron 2-1 a los Piratas de Pittsburgh en 10 entradas; los Diamondbacks de Arizona vencieron 4-3 a los Padres de San Diego, y los Rockies de Colorado 3-1 a los Dodgers de Los Angeles.