El Grupo de Acción Financiera (GAFI) ha pedido "clarificaciones" a Argentina sobre su nueva ley contra el blanqueo de dinero, que está sometiendo a escrutinio y sobre la que debería emitir un dictamen de aquí a finales de año.

Se trata de aclarar diversas cuestiones para evaluar si esa normativa cumple los estándares internacionales de la criminalización del lavado de dinero e identificar posibles puntos que todavía deban ser resueltos, explicó a Efe un portavoz de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la que depende el GAFI.

Esas solicitudes se plantearon durante la reunión mantenida ayer en París entre funcionarios argentinos y responsables del GAFI, dedicada al examen de la nueva ley que entró en vigor en junio.

El encuentro sirvió para preparar las discusiones programadas durante la sesión plenaria del GAFI en octubre, cuando se abordará no sólo la penalización del blanqueo de capitales, sino también la financiación del terrorismo y "otras deficiencias" identificadas en el informe de evaluación de Argentina en octubre del pasado año.