El BBVA obtuvo un beneficio neto de 2.339 millones de euros netos entre enero y junio, el 7,5 % menos que un año antes debido a la menor actividad a causa de la crisis, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad cerró el primer semestre con una tasa de morosidad del 4 %, ligeramente inferior al 4,1 % de marzo y al 4,2 % del mismo mes de 2010, dice la nota, que añade que esta tasa también mejoró hasta el 4,7 % en España, frente al 4,8 % en marzo.

La entidad vio elevarse su ratio de "core capital" o activos de máxima calidad hasta el 9,0 % en junio, frente al 8,1 % de un año antes.