La mandataria Laura Chinchilla anunció el jueves la salida del canciller René Castro para asumir el puesto en la cartera de Ambiente y en su reemplazo nombró al embajador ante la OEA, Enrique Castillo.

Además, la presidenta informó en rueda de prensa la salida de la ministra de Salud, María Luisa Avila, quien ocupaba ese puesto desde hace seis años, cuando fue nombrada por el entonces gobernante Oscar Arias.

"No vamos a adelantarnos (a los resultados de la investigación)... las razones del cambio tienen que ver con una valoración de fortalezas de don René frente a la cartera que asume y la que deja", dijo Chinchilla al explicar que Castro será más valioso en Ambiente, que perdió a su jerarca Teófilo de la Torre, quien pasó al Instituto Costarricense de Electricidad después que renunciara su anterior presidente ejecutivo.

La salida de Castro era exigida por la oposición desde semanas atrás luego que se dieran a conocer nombramientos políticos y personales en cargos diplomáticos, conducta que además está bajo investigación de la Procuraduría de la República.

Además, el canciller fue muy criticado por su manejo de la crisis que se desató por el presunto ingreso de cuadrillas y militares nicaragüenses a un territorio costarricense conocido como Isla Calero.

Chinchilla comentó que entre los retos para Castillo destaca "llevar a buen puerto del litigio que Costa Rica presentó contra Nicaragua por el tema de Calero", así como mencionó que Cancillería mantiene entre las prioridades temas de seguridad en la región y con Asia por temas de comercio exterior.

"No hay crisis de gobernabilidad, que se hayan ido cuatro ministros no lo refleja", sostuvo la presidenta, en referencia a la renuncia a inicios de año de las entonces ministras de Ciencia y Tecnología, y la de Deportes.

Sobre la renuncia de Avila, la ministra más popular de éste e incluso del anterior gobierno debido a su forma directa de expresarse y su cercanía con la población con una continua presencia en redes sociales como Facebook y Twitter, Chinchilla reconoció que se debió a una diferencia de criterios entre ambas sobre el manejo de la crisis financiera de la Caja del Seguro Social.

Días atrás la entidad sufrió una huelga de varios días.

La destitución "es solo por una forma diferente sobre cómo conducir ese cambio en la Caja, yo considero que tenemos que contar con la dirigencia de la Caja y de todo el personal de la Caja, con apoyo del gobierno", dijo la mandataria, quien no descarto que la sustitución implique también la renuncia de los dos viceministros de esa cartera.

"Los cambios no implican crisis y tendremos que hacer los que haya que hacer para avanzar en la tarea, además es un estilo de gestión revisarnos continuamente... el equipo tiene el compromimso de adaptarse a los lineamientos de la Presidencia... otras administraciones tenían temor de revisiones por temor a cambiar", expresó, para afirmar que con cada sustitución se trajo a "otra persona con iguales o mejores atestados".

Por último, la mandataria anunció el nombramiento de la ingeniera sanitaria Yesenia Calderón en Acueductos y Alcantarillados.