El presidente Rafael Correa dijo el jueves que no intenta menoscabar la libertad de prensa en su país, pero aclaró que no está dispuesto a "tolerar... políticos fracasados disfrazados de periodistas".

El mandatario ecuatoriano, en declaraciones a la agencia oficial de noticias Andes desde Lima, en donde participa en los actos de asunción de Ollanta Humala, se refirió al fallo que un juez dictó la semana pasada contra el diario El Universo, varios directivos y un ex editor del mismo, a quienes impuso sanciones por más de 40 millones de dólares.

Correa presentó la demanda tras la publicación el 6 de febrero de una columna en que Eduardo Palacio lo acusó, entre otras cosas, de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente".

Se refería al operativo con el que militares liberaron el 30 de septiembre a Correa después de que policías lo secuestraron y retuvieron contra su voluntad en un hospital de la institución, en una acción que el mandatario consideró un intento de golpe de Estado. Palacio fue condenado a tres años de cárcel por el juez Juan Paredes.

Correa aseguró que "daría la vida por la libertad de expresión, por la verdadera prensa y los periodistas independientes. Lo que no vamos a tolerar son políticos fracasados disfrazados de periodistas, calumniadores, difamadores y (a) la prensa corrupta".

Luego mencionó que sabe de "unos cuarenta o cincuenta casos de periodistas botados (despedidos) porque escribieron cosas que no le agradaron al dueño del medio".

Mientras, cinco de los diarios de mayor circulación en Ecuador, publicaron un mensaje suscrito por asociaciones de periodistas de siete países en el se advierte sobre "las graves implicaciones para la libertad de prensa de la sentencia dictada... por 'injurias calumniosas' presentada por el presidente de Ecuador".

El en comunicado los grupos gremiales consideraron que la condena de prisión y el pago de indemnización son medidas que "resultan drásticas y desproporcionadas, promueven la censura, el silencio y contravienen las normas contenidas en tratados y jurisprudencia internacional que privilegian la expresión e información de todos los ciudadanos... sobre lo relativo al buen nombre de los funcionarios públicos".

"Hacemos votos para que la justicia ecuatoriana revise su decisión", señalaron la Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina, las asociaciones de prensa de Bolivia y Chile, la asociación de diarios de Brasil, la asociación de diarios colombianos, el Consejo de Prensa Peruana y por el Bloque de Prensa Venezolano (BPV).