Tras el fallo de una corte que dejó en manos del Congreso decidir sobre los matrimonios de parejas del mismo sexo, un congresista presentó el jueves un proyecto de ley que contempla la figura de un "contrato civil", pero no de matrimonio.

El representante a la Cámara Miguel Gómez Martínez, del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), dijo que su proyecto de 15 artículos no contempla una reforma a la Constitución para modificar conceptos de matrimonio y familia, como lo reclama la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), pero propone un "contrato de unión civil".

"Es una figura jurídica que resuelve la mayoría de los problemas que tienen las parejas homosexuales en nuestro país", manifestó.

Actualmente, las parejas homosexuales pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho, pero para obtener el beneficio de la seguridad social, tienen que ir ante un juez de la república y el juez tiene que decretar los derechos patrimoniales", explicó el congresista en entrevista telefónica.

Si su iniciativa es aprobada, basta con el registro del "contrato civil" para obtener todos los derechos, desde los patrimoniales hasta la herencia, sin pasar por un juez que lo decrete.

Gómez no descarta que surjan propuestas distintas de otras bancadas y teme que la suya no llene las expectativas de la comunidad LGBT.

La Corte Constitucional, que dirime asuntos de la Carta Magna, decidió el 26 de julio que el Congreso debe legislar sobre los matrimonios de parejas del mismo sexo.

Grupos como el no gubernamental Colombia Diversa reclaman el derecho al matrimonio y a poder adoptar. La Corte ha dicho que en septiembre fallaría el tema de la adopción.

Aunque no hay cifras oficiales, Colombia Diversa calcula que al menos entre el 8% y el 10% de la población colombiana, de 46 millones de personas, sería gay, y que al menos 300.000 colombianos viven formando parejas del mismo sexo.