Las autoridades entregaron el jueves a 162 familias los títulos de sus tierras, en otro paso en un ambicioso plan de titulación y devolver sus lotes a miles de colombianos.

En un acto en Jamundí, localidad de Valle del Cauca a unos 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, el ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo y el del Interior y Justicia, Germán Vargas, entregaron los títulos a las 162 familias por un total de 39 hectáreas, indicó el oficial Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) en un comunicado.

Se trata de familias que habían sido desplazadas por el conflicto armado interno de diferentes áreas del mismo departamento.

Los lotes entregados, y que eran terrenos baldíos, están ubicados en 12 distintos municipios de Valle del Cauca.

Los cálculos del gobierno son que en los últimos 25 años en Colombia al menos dos millones de hectáreas le fueron robadas a campesinos por grupos armados ilegales; otras cuatro millones de hectáreas fueron abandonadas por propietarios que huyeron a la violencia e incluso al Estado le fueron "robadas" entre 400.000 a 500.000 hectáreas en procesos fraudulentos en notarias y registros.

Además, Restrepo ha dicho que al menos 40% de los lotes o predios rurales del país carecen de títulos de propiedad oficiales porque por décadas sus ocupantes no supieron o no pudieron formalizar esa propiedad. Y sin esos títulos las personas no pueden acceder a créditos bancarios, por ejemplo.

El presidente Juan Manuel Santos ha dicho que la meta del gobierno es devolver y titular al menos dos millones de hectáreas durante su gobierno (2010-2014).

Según el Incoder, de agosto del 2010 al 19 de julio se han titulado y restituido 361.539 hectáreas de tierras a 17.583 familias.

El tema de la propiedad y tenencia de tierras es además parte de la Ley de Víctimas, sancionada por Santos en junio, y que aspira indemnizar a unos cuatro millones de colombianos ya sea porque han sufrido la muerte de parientes, secuestros o el despojo de sus tierras, entre otros.