La empresa petrolera española Repsol YPF SA informó el jueves que sus ganancias para el segundo trimestre del año presentaron un descenso del 7,3% y se colocaron por debajo de las expectativas de los analistas debido a que la producción se vio afectada por la guerra civil en Libia y por algunas huelgas en Argentina.

Los ingresos netos para la empresa en el trimestre que va de abril a junio fueron calculados en 485 millones de euros (700 millones de dólares) lo que reprsenta un descenso desde los 523 millones de euros que percibió en el segundo trimestre de hace un año, aunque por encima de los pronósticos del mercado que fueron de 424 millones de euros.

Los dividendos por acción bajaron a 0,47 centavos de euro desde 0,53 centavos de euro.

Los ingresos subieron a 15.600 millones de euros durante el trimestre en comparación a los 14.700 millones de euros que se recaudaron un año antes pues la baja en la producción fue subsanada por un incremento en las operaciones posteriores, incluida la refinación.

Sin embargo, los márgenes de refinación cayeron. Repsol indicó que la depreciación del dólar también afectó sus resultados del segundo trimestre del año y ha gastado cerca de 1.000 millones de eruos durante el primer semestre del año para remozar dos refinerías en España.

La empresa cerró sus operaciones en Libia el 5 de marzo luego que la industria petrolera del país se vio afectada por el comienzo de una guerra civil impulsada por rebeldes que buscaban derrocar al régimen del líder libio Moamar Gadafi.

Al comienzo de la jornada bursátil en la Bolsa de Madrid, las acciones de Repsol presentaban una baja del 1,1% hasta los 21,92 dólares por cada título.