Un tribunal condenó hoy a 16 años de cárcel al expresidente tunecino Zine el Abidine Ben Ali por dos casos de corrupción inmobiliaria, en un proceso en el que también han sido sentenciados a penas de prisión su hija y su yerno, informaron fuentes judiciales.

La hija del exmandatario, Shirin Ben Ali, acusada en uno de los dos casos, ha sido condenada a ocho años de prisión por la compra de un terreno en una urbanización de lujo y su posterior venta a un precio desorbitado gracias a la intervención de su padre.

El marido de Shirin, Sajer el Materi, por su parte ha sido condenado a 16 años de cárcel por su implicación en los dos procesos, de similares características.