La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo disminuyó en 24.000 y quedó en 398.000 la semana pasada, por primera vez debajo de la marca de 400.000 desde comienzo de abril, informó hoy el Departamento de Comercio.

La mayoría de los economistas había calculado que la cifra estaría alrededor de 413.000 solicitudes. Los expertos consideran que un ritmo semanal de menos de 400.000 solicitudes del beneficio señala una reactivación del mercado laboral.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, un indicador de las tendencias más fiable, disminuyó en 8.500 y quedó en 413.750, también la cifra más baja desde abril.

El número de solicitudes del subsidio por desempleo que pagan los Estados a menudo baja notablemente en la tercera semana de trabajo, cuando las fábricas de vehículos automotores reanudan sus actividades, tras la pausa en la que realizan cambios en las herramientas para la producción de los últimos modelos.

La cifra de personas que en la semana que terminó el 16 de julio seguían percibiendo el subsidio pagado por los Estados bajó en 17.000 y quedó en 3,7 millones, informó el Departamento de Trabajo.

El subsidio por desempleo normalmente cubre hasta 26 semanas, pero debido a la recesión más profunda y prolongada en EE.UU. en casi ocho décadas el gobierno federal ha extendido programas que envían cheques hasta por 90 semanas.

En la semana que terminó el 9 de julio la cifra de personas que percibían estos beneficios ampliados subió en 62.000 y llegó a 3,76 millones.