Amy Winehouse dejó numerosas canciones inéditas, pero todavía no se ha decidido si se darán a conocer, dijeron personas allegadas a la cantante fallecida.

La diva, que había luchado con su adicción a las drogas y el alcohol, fue hallada sin vida en su hogar en Londres el sábado. Tenía 27 años.

El vocero Chris Goodman dijo el jueves que Winehouse dejó "mucho" material, pero todavía no se ha hablado de lo que se hará con él.

La cantante sólo grabó dos álbumes, pero había ido esporádicamente al estudio en los últimos años. En julio del 2010 anunció que presentaría un nuevo álbum en seis meses, pero no lo completó.

El diario The Guardian atribuyó el jueves a un vocero del sello Universal, que no individualiza, haber dicho que Winehouse dejó una docena de canciones.

El productor Salaam Remi, que trabajó en los dos álbumes de la cantante — "Frank" y "Back to Black" — y estaba involucrado con su nuevo material dijo a la radio Power 105.1, de Nueva York, que no había mucho material terminado y que los herederos de Winehouse todavía tenían que autorizar cualquier lanzamiento.

"Teníamos mucho en marcha y hay grabaciones, pero hay prioridades", afirmó. "Estamos tratando de concentrarnos en lo que tenemos a mano y en lo que su familia quiera hacer".

Indudablemente hay interés del público por cualquier material de la cantante.

Las ventas de las grabaciones de Winehouse se han catapultado desde su muerte. En Estados Unidos, las ventas digitales de sus canciones aumentaron 2.000% la semana pasada, según Nielsen Soundscan, y "Back to Black" vuelve a entrar en la lista de Billboard en el noveno puesto.

La empresa oficial británica de listas musicales dijo que Winehouse probablemente tendrá siete canciones entre las 40 favoritas de esta semana, que se anunciarán el domingo.

El crítico musical John Aizlewood dijo que las piezas póstumas pueden ayudar o empañar el legado de un artista.

"La compañía grabadora está allí para dejar el legado musical", explicó. "Si lanzan algo obviamente inferior, negarán ese legado".