Los precios de las acciones bajaron el miércoles en la Bolsa de Valores de Nueva York, ante la incapacidad de los líderes estadounidenses para llegar a un acuerdo que para eleve el límite de deuda gubernamental. Los índices principales perdieron las ganancias que habían amasado en el mes.

El promedio industrial Dow Jones cayó 198,75 puntos, o 1,6%, a 12.302,55 puntos, la mayor caída en un día desde principios de junio. Con esto es el cuarto día consecutivo a la baja.

El Standard & Poor's 500 cayó 27,05 puntos, o 2%, hasta 1.304,89 puntos. El índice compuesto, enfocado en tecnología, Nasdaq, bajó 75,17 puntos, un 2,6% para colocarse en 2.764,79, su peor día en cinco meses.

El Dow se encamina a tener el peor declive semanal en casi un año y está ya un 4% por debajo del punto más alto que alcanzó en 2011, el 29 de abril. El S&P, que funciona como un punto de referencia para la mayoría de fondos de inversión, también está 4% por debajo de su más reciente máximo.

"Mientras pasa el tiempo y crece la incertidumbre, creo que el mercado empezará a cotizar bajo la idea de un potencial fracaso para llegar a un acuerdo el 2 de agosto", que es el límite para incrementar el tope de deuda de Estados Unidos, dijo Channing Smith, director de Capital Advisors Inc. "La confianza en nuestro sistema político está comenzando a desvanecerse".

Cerca de la mitad de las pérdidas del Dow se dieron en las últimas dos horas de cotización, luego de que la Reserva Federal publicó una encuesta que muestra que la economía se ha deteriorado en buena parte del país durante el verano. La economía se ha desacelerado en ocho de las 12 regiones de la Fed debido al debilitamiento de ventas inmobiliarias y una disminución en el sector de manufactura.

Las caídas fueron generalizadas. Más de 10 acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York, y de las 30 acciones en el promedio de Dow cayeron todas menos dos. El volumen de transacciones fue mayor al usual, con 4.600 millones de acciones.

Sin ninguna señal que indique un posible acuerdo en Washington, los inversionistas están más temerosos de que la calificación crediticia de Estados Unidos sea degradada. Eso elevaría las tasas de interés y detendría más la de por sí débil economía.

Las acciones de compañías pequeñas cayeron más que el resto del mercado. Las pequeñas empresas son más vulnerables a los problemas de la economía ya que generan menos productos y suelen tener menos efectivo a la mano que las compañías grandes.

Con la fecha límite para el acuerdo de la deuda a sólo seis días de distancia, los inversionistas están vendiendo las acciones que consideran más riesgosas. El índice Russell 2000, que rastrea las pequeñas empresas estadounidenses, cayó 3%, casi el doble de lo que cayó el Dow.

En los mercados europeos, el índice británico FTSE 100 cerró 1,2% abajo en 5.856,58 puntos, mientras que el DAX alemán cayó 1,3%, a 7.252,68 puntos. En Francia, el CAC-40 cerró 1,4% abajo, en 3.734,07 puntos.

Una serie de resultados de ganancias decepcionantes en Europa, tampoco ayudaron a mejorar el ánimo financiero. El banco español Santander SA, la automotriz francesa Peugeot SA y la farmacéutica alemana Merck KGaA cotizaron muy por debajo del común luego de la actualización más reciente de sus resultados.

Las acciones en China recuperaron fuerza mientras los inversionistas no dejaron escapar la oferta en la venta de acciones relacionadas con el sistema ferroviario, luego del trágico accidente de un tren de alta velocidad en el país hace unos días. El índice compuesto de Shanghai ganó 0,8% para cerrar con 2.723,49 puntos y el menor índice compuesto de Shenzhen ganó 1,7% para terminar con 1.190,83 puntos.

Los precios del petróleo cayeron luego de un reporte que mostró que las reservas de crudo de Estados Unidos subieron inesperadamente la semana pasada, lo que sugiere que la demanda podría estar debilitándose. El principal contrato de petróleo en Nueva York bajó 1,09 dólares a 98,50 dólares por barril en transacciones electrónicas en la Bolsa Mercantil de Nueva York.