Activistas del Tea Party concentrados en Washington dijeron el miércoles que el presidente republicano de la Cámara Baja, John Boehner, debe seguir en su puesto... por el momento.

Reunidos en la calle frente al Capitolio, miembros del movimiento ultraderechista dijeron que Boehner debe rechazar cualquier acuerdo que no incluya grandes recortes en el gasto fiscal, aunque eso signifique pasarse del plazo del 2 de agosto y que Estados Unidos caiga en mora de pagos por primera vez en su historia.

Un grupo dentro del movimiento, llamado Tea Party Nation, emitió un comunicado a través de la internet para reclamar la renuncia de Boehner. Pero otros activistas dijeron que el republicano por Ohio merece que le den tiempo para conseguir un buen acuerdo.

El representante republicano Joe Walsh, recientemente elegido a la cámara, dijo que Boehner está realizando "una gran tarea" y que no es apropiado hablar de renuncias.