Rusia planea sacar a la Estación Espacial Internacional de su órbita y enviarla a un descenso controlado hacia el Océano Pacífico en el 2020, dijo el miércoles un alto oficial aerospacial.

Vitaly Davydov, subdirector de la agencia espacial rusa Roscosmos, dijo que la estación "no puede dejarse en órbita" cuando concluya su operación.

En un comunicado publicado en internet, Davydov dijo que la estación tendrá que ser sacada de órbita para que haga "un choque controlado a fin de que no quede basura espacial".

La colosal estación que costó millones de dólares es el puesto orbital más grande jamás construido y a veces puede verse desde la Tierra a simple vista.

En la actualidad se compone de más de una docena de módulos construidos por Estados Unidos, Rusia, Canadá, Japón y la Agencia Espacial Europea.

Rusia estrelló su estación espacial Mir en el Pacífico en el 2001 después de 15 años de operación. Skylab, la primera estación espacial de Estados Unidos, cayó de órbita en 1979 luego de seis años en el espacio.