El estadounidense Michael Phelps ganó el miércoles su primera medalla de oro del Campeonato Mundial de Natación al imponerse en la prueba de 200 metros estilo mariposa tras una reñida batalla con el japonés Takeshi Matsuda.

Phelps tomó la ventaja después de los primeros 100 metros pero brevemente cedió el liderato a Matsuda cuando faltaban 50 metros. A esa altura el estadounidense mostró la acelerada final que lo ayudó a ganar ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing en el 2008 y terminó con una ventaja clara.

Paró los relojes con un minuto y 53,34 segundos.

Matsuda ganó la medalla de plata con 1:54,01 y el chino Wu Peng el bronce con 1:54,67.

Fue el quinto título mundial en los 200 mariposa para Phelps, quien no había saboreado la victoria en dos pruebas previas en este mundial. Nadie tiene más de dos coronas en esta carrera, en la que el estadounidense es bicampeón olímpico.

"Es la prueba en la que soy más fuerte", comentó Phelps. "No quería perder. Tuve varias derrotas este año y eso es muy frustrante. Me alegro de haber ganado".

En la rama femenina, la italiana Federica Pellegrini se convirtió en la primera nadadora en lograr dos medallas de oro en los 200 y 400 metros estilo libre en mundiales consecutivos, al coronarse en los 200 con una gran explosión de velocidad en la última vuelta.

Pellegrini, que hizo un tiempo de un minuto y 55,58 segundos, estaba séptima tras 50 metros, quinta a mitad de competencia y tercera después de 150 metros.

La australiana Kylie Palmer ganó la presea de plata con 1:56,04 y la francesa Camille Muffat obtuvo el bronce con 1:56,10.

El australiano Ian Thorpe, que ganó las pruebas de 200 y 400 metros en estilo libre en los mundiales del 2001 y 2003, es el único nadador en haber logrado también esa hazaña.

"Tienes que creer en ti misma. Es grandioso ser parte de la historia", expresó Pellegrini, quien es campeona olímpica de los 200. "Esta era mi carrera y no iba a dejar que nadie me la quitase".

La ovación más grande de la jornada la recibió el chino Sun Yang al ganar los 800. Lo escoltaron el canadiense Ryan Cochrane y el húngaro Gergo Kis, que se llevaron plata y bronce respectivamente.

El brasileño Felipe Silva, por su parte, se coronó en los 50 estilo pecho, relegando al italiano Fabio Scozzoli y al sudafricano Cameron van der Burgh, el último campeón.

A mitad de la competencia no se han fijaron marcas mundiales, en contraste con lo ocurrido en el último mundial de Roma, hace dos años, cuando se permitieron unos trajes de baño especiales, de alta tecnología, y cayeron 43 récords. Esos trajes fueron posteriormente prohibidos.

Phelps integró el relevo de 4x100 que se tuvo que conformar con la medalla de bronce el domingo y luego se alzó con la presea de plata en los 200 estilo libre el martes. En esa prueba fue superado por su compatriota Ryan Lochte.

Phelps, quien tiene 14 títulos olímpicos y 23 mundiales, avanzó a la final de los 200 combinado individuales, en la que volverá a verse la cara con Lochte el jueves.

Por su parte el brasileño César Cielo, que ya ganó los 50 mariposa, se clasificó a la final de los 100 libre con el quinto tiempo.